Información

Importancia de las células en los seres vivos

Las células, en sus diferentes tipos y presentaciones, se encuentran en todos los seres vivos y representan una parte fundamental en el hombre, ya que ellas participan en actividades de los tejidos y órganos nuestro cuerpo.

Tal vez pienses ¿qué tan importante son las células en los seres vivos? Pues bien, a continuación te daremos razones para que sepas cuales son.

Importancia de las células en los seres vivos

En las células se realizan todas, sí, como leíste, todas, las reacciones metabólicas

La finalidad de esto es muy sencillas: transformar las sustancias nutritivas en energía y proteína. La síntesis de proteínas es un proceso biológico intracelular, valiéndose de aminoácidos para generar las proteínas para las que está programada.

Por otro lado, la célula utiliza la glucosa para sintetizar una molécula con la finalidad de dotar energía al organismo. En este proceso la mitocondria tiene un papel principal, en donde se desarrolla la respiración celular.

La célula programa la información genética de tu organismo

El centro de la célula se comporta como centro dirección de funciones gracias ADN. Entendiendo que el ADN es la información genética única en cada individuo, es determinada por la secuencia de nucleótidos. Dentro del núcleo celular, los cromosomas los cromosomas codifican toda nuestra información genética.

Lleva a cabo las funciones orgánicas elementales

Las funciones orgánicas son: la nutrición, la relación y reproductiva. Por un lado tenemos la nutrición que consiste en la extracción de los nutrientes que se encuentran en los alimentos. La finalidad de este proceso es que la célula absorba todos los nutrientes que necesita para poder funcionar de forma correcta.

El proceso de relación se basa en la generación de respuestas correctas a los diferentes estímulos a los que estamos expuestos. Las células responden a dichos estímulos gracias a movimientos a actividades interna de ella misma.

Por último, tenemos la función de reproducción. Esta se refiere a la capacidad que tiene la célula de reproducirse, valga la redundancia, o la dividirse.

Esta división se logra a través de dos procesos: la meiosis y la mitosis. En la mitosis la célula madre logra dividirse en dos células hijas con la misma carga cromosómica que la célula madre. En cambio, con la meiosis la célula madre logra dividirse en cuatro células hijas pero cada una contiene solo la mitad de la información genética.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía