Clasificación de las células

Antes de pasar a la clasificación de las células debemos tener conocimiento previo acerca el significado de una célula.

La célula es una unidad de un organismo que actúa de manera autoritaria. Por lo cual, todos los organismos vivos están formados gracias a ellas, y en general ningún organismo es un ser viviente si no está formando al menos de una célula.

La inmensa mayoría de los organismos vivientes consta de una o más células, lo cual, cada una de éstas se especializan en funciones diferentes para que todo el organismo funcione de manera idónea.

Clasificación de las células

Todas las células contienen ADN en su materia y diversos elementos que gracias a estos pueden hacer funcionar a la célula. Se le denomina mayormente como una unidad fundamental de la materia viva.

Clasificación de las células

Las clasificaciones de las células se dividen en células procariotas, eucariotas, animales y las células vegetales.

Son diferentes tipos de células pero están formadas de la misma manera. Las partes de las células son:

Núcleo, nucléolo, membrana citoplasmática, retículo endoplásmico rugoso, retículo endoplásmico liso, mitocondrias, peroxisoma, lisosomas, aparato de Golgi, vacuolas y ribosomas.

Propiedades de las células

Son estructuras muy inmensas y organizadas lo cual requieren un gasto de energía para su mantenimiento. Y éstas se caracterizan por poseer un programa genético.

Las células pueden dividirse generando más células. Usando energía por reacciones enzimáticas debido al metabolismo celular.

También llevan a cabo una gran cantidad de reacciones químicas lo que se denomina como el metabolismo y pueden desempeñar actividades mecánicas como las proteínas motoras. Estas pueden autorregularse.

Estudios de la célula

Los biólogos utilizan una variedad instrumentos y sistemas para poder hallar el conocimiento de las células y obtienen información de cómo son y sus componentes, que les sirve para comprender las funciones que se realizan.

Desde las primeras observaciones desde hace unos 300 años aproximadamente, hasta la actualidad, los aparatos han ido mejorando al igual que las técnicas, abriendo paso a una rama de la biología llamada la microscopía.

Gracias al pequeño tamaño de la mayoría de ellas, el uso del microscopio es de bastante valor para las investigaciones sobre las células. En la actualidad, se utilizan dos tipos básicos de microscopio que son los ópticos y los electrónicos.

Aprende más sobre las células

 


contador pagina web